Adaptación

  1. Sumergir AMS durante 30 segundos en agua previamente calentada a 70ºC durante.
    • Para obtener esta temperatura, pueden calentarse previamente 350 ml de agua por 2 minutos en un microonda a alta potencia (800 W).
    • Precaución! Si el accesorio pasa más de 90 segundos seguidos en agua caliente, puede cristalizarse y perder su propiedad termoformable.
  2. Asegurarse de que está flexible y moldeable, removiéndolo con la ayuda de una pinza.
  3. Inmediatamente debe llevarse a la cara del usuario por sobre la mascarilla ya puesta, asegurándose que la nariz quede centrada respecto a los ganchos laterales. Debe presionar en todo momento la zona de la nariz por el lateral y frontal con dos dedos y acomodarse por sobre la barbilla (Ver imagen 1 y vídeo), presionando luego pómulos y mejillas.
  4. Mantener la posición por 45 segundos, tiempo en que el dispositivo se enfriará y endurecerá, manteniendo la forma facial del usuario.
    • Pueden utilizarse las gomas de la mascarilla para sujetar el dispositivo en los ganchos. También se pueden emplear gomas complementarias para mayor presión y comodidad.

Notas

  • La correcta adaptación de AMS es imprescindible para un buen funcionamiento.
  • En caso de que la adaptación no sea satisfactoria, se pueden repetir los pasos sumergiendo nuevamente el dispositivo en agua caliente.
  • Se recomienda revisar la presión que ejerce el accesorio contra la cara, a mayor presión mayor mejor será su desempeño. Se recomienda utilizar gomas complementarias.
  • Mantener en ambiente fresco, nunca someter a temperatura mayor a 50ºC. No ejercer presión excesiva sobre el dispositivo, ya que puede romperse.
  • El accesorio debe ser desinfectado regularmente, sumergiéndolo en una solución al 0,5% de Hipoclorito Sódico (25 ml de lejía comercial en 500 ml de agua) o solución de Alcohol por sobre el 70%.
  • El accesorio tiene una durabilidad de dos años.